Es la cantidad de dinero que decides guardar de manera periódica durante un tiempo específico para alcanzar un objetivo específico.