Es el dinero que se guarda para ser utilizado en un plazo no mayor a 2 años para algún objetivo en particular.